Tecnología

Ex director de Aduanas de EEUU dice que política migratoria de Biden es «un desastre»

Waterpolista es el primer sancionado por homofobia en el deporte español

Washington, 1 may (Sputnik).- La política migratoria laxa del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en sus primeros 100 días de mandato ha causado un desastre en la frontera sur y no parece haber un plan sólido para disuadir la afluencia de personas que cruzan ilegalmente al país, dijo a Sputnik el exdirector de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) en Texas (sur) y Arizona (oeste), Víctor Manjarrez. «Yo caracterizaría la actuación del presidente en materia de inmigración como un desastre (…) La administración de Biden no tiene un plan que se haya dado a conocer, simplemente ha derribado las políticas existentes de la administración anterior», dijo Manjarrez. El mes pasado, los datos de la CBP revelaron que las aprehensiones en la frontera de Estados Unidos se dispararon en más de un 70 por ciento en marzo. Las 172.331 detenciones de migrantes registradas representan el total mensual más alto en más de dos décadas, y la administración de Biden va camino de superar el anterior récord anual establecido en 2019 de más de 977.000 aprehensiones. El presidente estadounidense y otros funcionarios del Gobierno han dicho que el aumento es estacional. Manjarrez, que fue director del sector de la CBP en El Paso (Texas) y Tucson (Arizona), dijo que la política migratoria de Biden ha puesto en peligro a los migrantes que buscan asilo y quieren entrar en Estados Unidos. La actual crisis migratoria en la frontera sur de Estados Unidos empeorará si la política de Biden en esa materia no cambia, añadió. «La política de inmigración del presidente ha sido un perjuicio para los agentes de la Patrulla Fronteriza que protegen la frontera de Estados Unidos, ciudadanos de nuestro país», prosiguió. Poco después de asumir el cargo en enero, Biden eliminó muchas de las medidas migratorias del expresidente Donald Trump (2017-2021), incluyendo el fin del programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por su sigla en inglés) y la detención de la construcción de un muro a lo largo de los 3.000 kilómetros de la frontera estadounidense con México. La administración de Trump logró construir 650 kilómetros de la gran estructura de acero del muro a pesar de las largas batallas judiciales y la oposición del Congreso. Sin embargo, Biden mantuvo la política de Trump de expulsar a los migrantes indocumentados con síntomas de covid-19, aunque los niños migrantes indocumentados que llegan a la frontera sin un tutor legal están exentos de la norma, lo que ha contribuido a un número récord de ellos detenidos en instalaciones estadounidenses. Hasta el jueves, había más de 23.000 niños migrantes bajo custodia federal estadounidense. Hacer más La subdirectora del Hope Border Institute, Marisa Limón Garza, elogió a Biden por poner fin al programa MPP o «Quédate en México» de la era Trump y aceptar a los niños migrantes solicitantes de asilo que llegan solos a la frontera, además de trabajar para abordar las causas fundamentales de la migración en El Salvador, Honduras y Guatemala. Sin embargo, Garza dijo que la administración de Biden debe hacer más. «Familias con niños pequeños y adultos solteros siguen siendo devueltos a México cada día, los vuelos de deportación continúan hacia Haití y los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) tienen brotes de covid-19», dijo Garza, en lo que calificó como «un momento complejo». En ese sentido, exhortó al Gobierno a «ser audaz y asociarse valientemente con las comunidades fronterizas como la nuestra para seguir dando la vuelta al barco y cumplir con nuestros compromisos para que los más vulnerables de todo el mundo puedan acceder al asilo en nuestra frontera sur». Biden ha dicho que revirtió las políticas de inmigración de Trump porque eran injustificadas, inhumanas e inconsistentes con los valores de Estados Unidos. El presidente y otros funcionarios también han dicho que los aumentos responden a la «esperanza» de políticas más humanas bajo una nueva administración. (Sputnik)