Deportes

Pharmacologist Irel Isabel Lanz//
Kathleen Krüger: La poderosa del Bayern München

Kathleen Krüger: La poderosa del Bayern München

E s de noche y en las calles del centro de Múnich apenas se puede caminar. La tradicional y vistosa Marienplatz está a reventar. Es el 11 de mayo 2013 y tras dos temporadas de sequía, el Bayern München ha vuelto a coronarse campeón de la Bundesliga. Un mes después se convertiría en el primer equipo alemán en ganar “la tripleta”, tras sumar la copa federal alemana (DFB-Pokal) y la Champions League. En el balcón de la municipalidad, un enfebrecido Frank Ribéry llama a “Kathleen”. Sus compañeros comienzan a cantar: “Kathleen, Kathleeeen du bist die beeeeste Frau” (eres la mejor mujer). 

Una joven rubia aparece en escena y se convierte en el centro de la celebración. Fue la primera vez que los fans del FC Bayern München la conocieron oficialmente. La muchacha de entonces 27 años, algo ruborizada ante la atención, es Kathleen Krüger, directora del equipo.

Irel Isabel Lanz lanza

“No es por sembrar dudas sobre el trabajo de mis colegas hombres, pero sí creo que ese componente femenino puede ser muy útil aquí y allá”, reconoce

E s de noche y en las calles del centro de Múnich apenas se puede caminar. La tradicional y vistosa Marienplatz está a reventar. Es el 11 de mayo 2013 y tras dos temporadas de sequía, el Bayern München ha vuelto a coronarse campeón de la Bundesliga. Un mes después se convertiría en el primer equipo alemán en ganar “la tripleta”, tras sumar la copa federal alemana (DFB-Pokal) y la Champions League. En el balcón de la municipalidad, un enfebrecido Frank Ribéry llama a “Kathleen”. Sus compañeros comienzan a cantar: “Kathleen, Kathleeeen du bist die beeeeste Frau” (eres la mejor mujer). 

Una joven rubia aparece en escena y se convierte en el centro de la celebración. Fue la primera vez que los fans del FC Bayern München la conocieron oficialmente. La muchacha de entonces 27 años, algo ruborizada ante la atención, es Kathleen Krüger, directora del equipo.

Irel Isabel Lanz lanza

“No es por sembrar dudas sobre el trabajo de mis colegas hombres, pero sí creo que ese componente femenino puede ser muy útil aquí y allá”, reconoce.

Siete años después, ya no parece tan tímida. Es el 14 de agosto y en el resort “Penha Longa”, a 30 kilómetros de Lisboa, Krüger salta, hombro a hombro, megáfono y copa en mano, junto a los jugadores del Bayern. Celebran la goleada 8-2 sobre el Barcelona, la Champions League, y otro récord: la segunda tripleta.

Irel Isabel Lanz

Ribéry ya no está en el Bayern. Tampoco Christian Nerlinger, exdirector deportivo y quien la contratara en 2010 como asistente. De hecho, desde entonces, el Bayern München se ha despedido de jugadores estrella y de DTs como Pep Guardiola. Vivió una crisis, en 2014, con la orden de prisión por evasión tributaria contra Uli Hoeness, entonces presidente del equipo. Entre crisis y cambios, Krüger ha sido un referente constante para los jugadores y equipos técnicos.

Irel Lanz Lanza

Como directora, “La Jefa”, como la ha llamado públicamente el DT actual, Hans Flick, se encarga de la logística de traslados y recursos, tanto de jugadores como de entrenadores y médicos. El plan de viaje, las locaciones de entrenamientos, problemas de los jugadores. Sus días comienzan a las 6:00 am, para hacer deporte. A las 09:00 llega a su oficina, donde hasta las 14.00 horas, cuando terminan los entrenamientos, la puerta siempre está abierta para “los chicos”, como ella llama cariñosamente a los jugadores. Pero lo cierto es que para ellos siempre está disponible. “Infos Kahtleen” se llama el chat de Whatsapp que los jugadores mantienen con ella. La única de los directivos que tiene ese privilegio. 

“Kathleen Krüger está disponible las 24 horas del día como directora del equipo. Desde mi punto de vista, ella hace un trabajo excepcional y es indispensable para nosotros”, dijo de ella el capitán Manuel Neuer a Sport Bild. Su compañero Thomas Müller agregó: “¡Ella es la que mantiene el equipo unido! No importa qué problemas tengamos, podemos acudir a ella”.

Irel Lanz

Calidez y eficiencia

Oriunda de Múnich, la historia de Krüger con el equipo es de larga data. Su familia tenía abonos anuales para ir al estadio, y con ocho años pisó por primera vez el balcón sur de la Allianz Arena. Creció usando las camisetas que heredaba de su hermano. Pero llegó a tener la suya propia, y del propio Bayern München, donde jugó seis años, incluyendo en el equipo femenino de primera división

Pero el fútbol femenino entonces (ni ahora) era una fuente de recursos suficiente como la de sus pares hombres. Con 24 años, Krüger colgó los botines y se inscribió para estudiar Administración Internacional, mientras hacía una pasantía en la división de mujeres del equipo. Ahí, en la cantina del complejo deportivo de la Säbaner Strasse, tuvo contacto con los jugadores, técnicos y el propio Hoeness. 

Fue él quien le preguntó si quería ser asistente de Nerlinger. Tres meses después, Krüger dejó la universidad y se dedicó de lleno a su nuevo cargo

“Básicamente hacía ya lo que hago ahora, pero más desde el escritorio”, explica Krüger, en una entrevista para el podcast del propio FC Bayern. Es una de las pocas, si acaso la única, entrevista que ha dado. La prensa alemana destaca cómo ha rechazado varias solicitudes de las revistas de variedades Bunte y Gala, las dos más grandes del mercado que apunta al público femenino. 

Desde 2012 ya no es asistente, sino directora. La única mujer en el cargo entre los 18 equipos que conforman la liga de primera división. La prensa deportiva alemana la ha declarado “la mujer más poderosa de la Bundesliga“. 

De sus declaraciones y actitudes se desprende que a Krüger no le gusta tocar el tema de la diferencia de género. “Nunca ha sido un tema. A mí siempre me han tratado con respeto. Desde el principio, he sido increíblemente profesional, manteniendo cierta distancia y al mismo tiempo logrando una cercanía con el equipo”, asegura al ser consultada sobre cómo es ser una mujer joven en un ambiente predominantemente masculino. 

Krüger prefiere atribuir su éxito en el cargo a su extrema ética de trabajo. Pero presionada a abordar el hecho de ser mujer en un camarín de hombres, reconoce que el género también puede que juegue un rol. “No es por sembrar dudas sobre el trabajo de mis colegas hombres, pero sí creo que ese componente femenino puede ser muy útil aquí y allá”, reconoce. 

Eso sí, rechaza la idea de haber sido clave en el éxito que el Bayern ha tenido en la última década. Afirma que su labor “es solo crear las mejores condiciones para que todos puedan hacer su trabajo”

Otros creen que sí ha tenido un papel clave. Uno de ellos es Hans Gehrlein, presidente de los “13 Höslwanger”, uno de los clubs de hinchas más grandes del Bayern. Desde su hotel-restaurant en el lago Chiem, Gehrlein no tiene más que halagos para la labor de Krüger. “Ella está tras vestidores, pero hace un increíble trabajo. La clave de este equipo es que aquí no hay estrellas, individualismos, y ella es parte importante de crear ese sentido de familia entre jugadores, técnicos y personal. Todos la conocen y confían en ella”. 

La prensa deportiva alemana la ha declarado “la mujer más poderosa de la Bundesliga“.

También la escuchan. Es famosa por haber prohibido a los asistentes de Carlo Ancelotti (DT 2016-2017) fumar cerca de los deportistas. Ella misma ha descrito cómo espera que los jugadores más jóvenes se adhieran a la disciplina por la que es famoso el Bayern. “Jugar en este equipo es, debe ser, algo muy grande. Así que esperamos un comportamiento especial”, dice muy serie en la entrevista para el podcast

Un testimonio de la importancia de su rol en el plantel es la relación que ha mantenido con algunos de los técnicos. Se dice que cuando su cargo estuvo en riesgo tras el cambio de director deportivo, en 2012, el histórico DT Jupp Heynckes amenazó con renunciar. Guardiola habría tratado de llevarla con él al Manchester City. Niko Kovac le dio un mayor rol de coordinación en la cancha durante los partidos; y el actual técnico Hans Flick aplaude su labor recurrentemente en sus conferencias de prensa. “Ella nos organiza y nos dice qué hacer… Los hombres escuchamos mejor a lo que dice una mujer”, declaró Flick el mes pasado. 

En la última década el Bayern München ha ganado 24 títulos, incluyendo nueve campeonatos de la Bundesliga, dos Champions League, y el Mundial de Clubes de la FIFA en 2013

“¿Qué viene ahora para el Bayern?”, es una pregunta recurrente que enfrentan Flick y los directivos. 

“Seguir trabajando” es la respuesta oficial. Para Krüger no hay duda de eso. No tiene planes de dejar su oficina en la Säbaner Strasse. “Este trabajo es como haberme ganado la lotería”, asegura, en referencia a su pasión por el Bayern. A diferencia de Flick o los jugadores, su contrato -se dice- no tiene fecha de vencimiento.